Nuestro Pueblo

  • Compartir:
Publicado el: 12/11/2013, 13:27
Categorías: turismo

 

Historia

A la distancia de 40 Km. de Guadalajara y a una altitud de 893 metros, la Villa de Cogolludo se asienta sobre una colina, junto al valle del Henares, entre las últimas estribaciones de la sierra y el final de la Campiña.

Ya en la edad de bronce, hace más de 4.000 años, hubo asentamientos cerca del casco urbano de Cogolludo, en el paraje del Lomo.

La primera mención que se encuentra de Cogolludo, históricamente hablando, es en un diploma real de 14 de Mayo de 1100 en el que Alfonso VI dona al abad del monasterio De San Pedro de Gumiel, la villa Fonciana, situada entre los términos de Hita y Cogolludo, junto al río Henares.

Como primeros señores de la villa, figuran los obispos de Toledo, después fue propiedad de la orden de Calatrava hasta el año 1377, momento en que pasa a manos de la familia Mendoza, en 1435 pasó a ser dominio Real, en 1438 los Reyes Católicos conceden a Luis de la Cerda y Mendoza el título de duque de Medinaceli, iniciándose el gobierno sobre Cogolludo de los Duques de Medinaceli hasta la extinción de los señoríos en el siglo XIX.

(Para saber más recomendamos el libro: "Cogolludo, su historia y costumbres", de J.L. Pérez Arribas, también es posible visitar su web: www.jlperezarribas.es, en la que se presenta toda la obra del autor sobre Cogolludo y su comarca).

Naturaleza

La villa está rodeada por cultivos, en su mayor parte secano, trigo, cebada, etc. En las riberas del río Aliendre hay huertas y explotaciones ganaderas, principalmente lanar y vacuno, de esta última cabe destacar la marca registrada "TERNERA DE COGOLLUDO".
En cuanto a la vegetación de la zona, es la típica del monte bajo mediterráneo, donde las jaras, romero, tomillo, cantueso y espliego aparecen en los claros. En las márgenes de los ríos podremos ver especies como el Chopo y el Olmo. Conforme nos acercamos a la sierra van apareciendo grandes masas de pinares. Es un gozo para los sentidos, en especial para el olfato y la vista, pasear por Cogolludo y sus alrededores en las distintas estaciones del año, cada una con su encanto especial.
La fauna es variada, ginetas, zorros, garduñas, comadrejas y gato montes conviven con especies de caza mayor como el jabalí , el corzo o el venado, además de conejos, liebres, perdices, codornices y tórtolas conforman un abanico de especies que, unidas al pato colorado, pato cuchara el ánade real o la focha permiten la caza menor. También podemos ver aves rapaces como el azor, halcón, lechuzas, búhos y mochuelos. Ocasionalmente nos visitan buitres y águilas. Los ríos Aliendre y Sorbe, en Beleña, tienen en sus aguas truchas, barbos, bogas tencas y cachuelos.

Que visitar

 

  • Plaza Porticada
  • Palacio de los Duques de Medinaceli (Siglo XV)
  • Iglesia de Santa María (Siglo XVI) (Cuadro atribuido a Ribera)
  • Iglesia de San Pedro (Siglo XVI)
  • Paseo por la Villa
  • Ruinas del Convento de San Francisco
  • Ruinas del Convento del Carmen
  • Ruinas Del Castillo
  • 5 Ermitas (La Soledad, San Antón, La Virgen del Val, San Isidro, San Miguel)
  • Merendero de la Zarcilla
  • Yacimiento arqueológico del Lomo
  • Pinares
  • Rivera río Aliendre
  • Iglesia románica de Beleña del Sorbe
  • Puente árabe sobre el río Sorbe
  • Cuevas e Iglesia de Torrebeleña

Desde Cogolludo también se puede visitar:

  • Parque natural Sierra Norte (de Retienda a Cogolludo)
  • Hayedo de Tejera Negra
  • Reserva Natural pico del Lobo (Cebollera)
  • Reserva Fluvial del río Pelagallinas
  • Reserva natural lagunas de Puebla de Beleña (aves migratorias)
  • Sierras de Ayllón y del Ocejón
  • Ruta arquitectura negra
  • Cascada de Despeñalagua en Valverde de los Arroyos
  • Atienza
  • Hita
  • Jadraque